seguir por correo

domingo, 24 de noviembre de 2013

Epigramas, aforismos, greguerías...

 Era uno de esos días en los que a uno todos le miran, unos se ríen, otros se escandalizan y uno no comprende nada hasta que, ya bastante mosqueado, comprueba que aún lleva puestos los pantalones del pijama.

 Todas las cosas se hacen poco a poco, excepto la nieve, que cae copo a copo.

 Un pacifista se casa tarde porque es no violento.

 El tabaco es la segunda consecuencia más nefasta del descubrimiento de América. La primera está entre Canadá y Méjico.

 Al morder una manzana y encontrarla habitada, el pesimista dice: ¡Mierda, un bicho! y el optimista: ¡Oh, un proyecto de mariposa!

 Para hacer hablar a un masoquista hay que amenazarle con no torturarlo.

 ¿De qué cárcel salen las estrellas fugaces? 

 El canto del cisne es tan horrendo que ni el propio cisne lo soporta; y de ahí la leyenda.




 No es extraño que el vino lo descubriera Noé. Hasta dónde tenía que estar ya del agua.  

 Los fumadores son buenos cristianos, ahuman al prójimo como a sí mismos.

 ¿Qué es eso de La Imaginación al Poder? La imaginación, siempre, contra el poder.

  La luna creciente es  un cuchillo que desbroza la noche para que la luna llena tenga sitio.

viernes, 15 de noviembre de 2013

La chica del anuncio I

  Ahí solía verla, perdida en medio de la campiña y del tiempo, con esa sonrisa, esos ojos pardos y la hierba fresca hasta las rodillas. El primer día sólo la miré, de forma discreta pero fijamente. El segundo día permanecí un rato a su lado, sin perder de vista -pero como quien no mira- ese precioso ombligo enmarcado por una camiseta color plátano y unos vaqueros raídos. (La ropa interior la imaginé morada.) El tercer día ya me atreví a seguir -menos con los ojos que con la mente- el vaivén de sus cabellos al viento y de su pecho al respirar. El cuarto día acerqué mis labios a su oreja y nadie más que ella y yo sabrá nunca lo que le dije. El quinto día besé sus labios y su ombligo y desde entonces soy feliz con ella y no me importa lo más mínimo que el mundo se haya vuelto estrecho y oscuro desde ese día, ni que mi mujer esté siempre entre indignada y sorprendida, ni que mis hijos se nos queden mirando embobados, como si estuviéramos dentro del televisor.

jueves, 14 de noviembre de 2013

HIRCOCERVOS

Además de un animal mitológico -también llamado tragelafo- el hircocervo es un juego consistente en unir dos autores y atribuir al resultante una obra también híbrida. He aquí algunos:

EDGAR ALLAN PROUST: En busca del cuervo perdido

TOLSTOEVSKI: Crimen y paz/Guerra y castigo

PÍO BARBARROJA: Hair ad-Din el aventurero

GARCILASO DE LA BARCA: La égloga es sueño

ÍGOR STRAUSSVINSKY: La consagración de la primavera en el Danubio azul

AMEDÓVAR: ¿Qué he hecho yo para organizar esto?/Jueces al borde de un ataque de nervios

JULIO CORTACÉSAR: Las armas secretas de la Guerra de las Galias

JULIO CORTAZARES: Luna de lobos blancos/Los autonautas del río del olvido/Hórreo tomado

MARTA SÁNCHEZ VICARIO: Tenis en el Golfo

Hay uno para vascoparlantes: en euskera uda es verano y negu invierno, así que PABLO NERNEGU escribió Odas invernales, Canto invernal, Confieso que he hibernado, Veinte poemas de gripe y una canción acatarrada...

Otros son más problemáticos. Por ejemplo, ¿Qué canciones compondrían John Leñon o Enya Baila Sola? ¿Quién escribió Un gringo viejo que leía novelas de amor en los tiempos del cólera? Y, sobre todo, ¿quién escribió esta frase?:

 Cuando Gregorio Samsa se despertó una mañana después de un sueño intranquilo, el dinosaurio todavía estaba ahí.