seguir por correo

jueves, 14 de noviembre de 2013

HIRCOCERVOS

Además de un animal mitológico -también llamado tragelafo- el hircocervo es un juego consistente en unir dos autores y atribuir al resultante una obra también híbrida. He aquí algunos:

EDGAR ALLAN PROUST: En busca del cuervo perdido

TOLSTOEVSKI: Crimen y paz/Guerra y castigo

PÍO BARBARROJA: Hair ad-Din el aventurero

GARCILASO DE LA BARCA: La égloga es sueño

ÍGOR STRAUSSVINSKY: La consagración de la primavera en el Danubio azul

AMEDÓVAR: ¿Qué he hecho yo para organizar esto?/Jueces al borde de un ataque de nervios

JULIO CORTACÉSAR: Las armas secretas de la Guerra de las Galias

JULIO CORTAZARES: Luna de lobos blancos/Los autonautas del río del olvido/Hórreo tomado

MARTA SÁNCHEZ VICARIO: Tenis en el Golfo

Hay uno para vascoparlantes: en euskera uda es verano y negu invierno, así que PABLO NERNEGU escribió Odas invernales, Canto invernal, Confieso que he hibernado, Veinte poemas de gripe y una canción acatarrada...

Otros son más problemáticos. Por ejemplo, ¿Qué canciones compondrían John Leñon o Enya Baila Sola? ¿Quién escribió Un gringo viejo que leía novelas de amor en los tiempos del cólera? Y, sobre todo, ¿quién escribió esta frase?:

 Cuando Gregorio Samsa se despertó una mañana después de un sueño intranquilo, el dinosaurio todavía estaba ahí.





No hay comentarios:

Publicar un comentario