seguir por correo

jueves, 20 de febrero de 2014

In memoriam M.J.L.

  Este año no sólo es el centenario del nacimiento de Julio Cortázar, sino también el bicentenario del nacimiento de un escritor romántico ruso, Mixail Jurevic Lérmontov (1814 - 1841), que, como se ve, murió joven y guardando cierta simetría en fechas de nacimiento y muerte. Al igual  que otro grande de las letras rusas, Aleksandr Sergeevic Puskin (1799 - 1837), murió de duelo, que, como es sabido, era la tercera causas de muerte entre los poetas románticos, con la tuberculosis y el suicidio.

 Pero vamos con algún fragmento de su principal novela, Un héroe de nuestro tiempo, cuyo protagonista, el teniente Pecorin, es un buen ejemplo del mal du siècle:

 Puedo morir mañana... Y en el mundo no quedará nadie que me haya conocido tal y como soy. Unos me consideran mejor y otros peor de lo que soy en realidad. Aquéllos dirán: Era buena persona; éstos: Era un ruin. Pero lo uno y lo otro será igualmente falso. Y después de esto, ¿vale la pena vivir? Y sin embargo vive uno, esperando siempre algo nuevo. ¡Es una cosa ridícula y despreciable!

No hay comentarios:

Publicar un comentario