seguir por correo

lunes, 16 de junio de 2014

Aten al planeta

   Uno de esos palíndromos repentinos, inesperados, una revelación brusca, una luz brillante de cuchillo... Ahora hay que buscar el referente, si es que lo tiene. ¿Se puede atar un cuerpo celeste? ¿O se tratará del premio?

No hay comentarios:

Publicar un comentario