seguir por correo

sábado, 4 de octubre de 2014

Airosa Soria

   Airosa, sí, con un aire fresco como pocos. Voy recordando cómo lo he encontrado entre los chopos y abedules del Duero, las murallas de Calatañazor, el páramo de Medinaceli, o el Cañón del Río Lobos, mientras, sentado en la terraza de un bar, miro pasar la gente por la Calle del Collado y alrededores.
  Entonces me doy cuenta de que el té que estoy tomando es de Soria natural, lo que me activa de golpe las neuronas. Unas pocas vueltas a derecha e izquierda, y ya está:

 Airosa la ruta natural a Soria.