seguir por correo

domingo, 14 de diciembre de 2014

Náutica

Todos recordamos ese diálogo de Les Luthiers en Las majas del Bergantín:

-Mi capitán, buque pirata a la derecha.
-Se dice estribor.
-Ah, bueno. Mi capitán, estribor a la derecha.





Pero la palabra estribor se presta poco, mientras que babor da más juego:

   Roba babor.

Si lo alargamos a Robaba babor la cosa se complica un poco más, se pierde la cuenta de las bes. Pero a veces los barcos no navegan por el mar sino por ciertos territorios más propios de un autor y sus lectores, así que si en el barco iba algún admirador de Bernardo Atxaga no es inverosímil que al agacharse dijera:

  A babor, Obaba.

Y quizás fue la velocidad del barco lo que motivó que otro le dijera:

  A popa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario